Quien Soy

Éste soy yo, Daniel Martinez. Como puedes ver soy un tipo común, mas bien feo, y sin embargo tengo a la mujer que yo quiera
Éste soy yo, Daniel Martinez. Como puedes ver soy un tipo común, mas bien feo, y sin embargo tengo a la mujer que yo quiera

Hola amigo.

Mi nombre es Daniel Martinez y si estás leyendo esto, es porque tienes interés en conquistar mujeres, pero por diversas razones, no lo puedes hacer.

Si sientes que jamás podrás conquistar a una mujer, desde ya tengo que decirte que tienes razón: jamás lo harás si sigues pensando de esa manera. Por el contrario, puedo asegurarte que si cambias de pensamiento y aprendes ciertas técnicas de seducción, conquistarás a cualquier mujer que te propongas.

Esa es la clave: tener un pensamiento correcto y saber aplicar algunas técnicas, nada más.

Ahora mismo te puedo adelantar que tener el pensamiento correcto quiere decir que te convenzas que tú pudes interesarle a cualquier mujer. Ese es el punto de partida. Cuando lo hagas, verás que todo fluye fácilmente.

Por lo general el hombre tiene pensamientos errados de lo que le gusta a una mujer. Por ejemplo, si pensabas que el atractivo físico es fundamental a la hora de conquistar chicas, tengo que decirte que estás muy equivocado. Eso es parte de lo que nos hace creer la cultura en la cual crecemos, la publicidad, el marketing, etc.

Te apuesto a que alguna vez haz visto a una mujer hermosa con un hombre bastante feo, que encima no tiene dinero, es decir, un tipo común. ¿Como explicas eso?
Eso se explica porque ese hombre supo satisfacer los deseos de esa mujer. Todo lo que esa mujer buscaba, ese hombre feo se lo supo dar. Entonces creeme que el atractivo físico queda bastante relegado en los intereses de una mujer. Puede ayudar al principio, pero te aseguro que si el hombre no le brinda a la mujer otras cosas, no llegará muy lejos.

Para cambiarte el pensamiento y enseñarte algunas cosas, es que decidí crear este blog; para ayudar a todos los hombres que tienen problemas a la hora de conquistar mujeres por diferentes motivos.

Y tú te preguntarás: ¿Quien carajo te crees tú para enseñarme técnicas de seducción? Y tienes razón, no soy nadie importante. Pero estuve en tu lugar antes y ya no lo estoy porque hoy en día me acuesto con la mujer que yo quiero sin demasiado esfuerzo.

Aquí estoy con esta chica que conocí en una fiesta privada. Terminé en la cama con ella esa misma noche!
Aquí estoy con esta chica que conocí en una fiesta privada. Terminé en la cama con ella esa misma noche!

Y esto que digo no lo hago para presumir porque es la verdad. Y tú puedes hacer lo mismo si te lo propones. Entonces te ofrezco mi ayuda con distintas técnicas que iré publicando periódicamente en este sitio.

Y para empezar, te puedo contar mi historia que seguramente te servirá para levantarte el ánimo y comenzar a creer que tú también puedes estar con la chica que desees.

Mi Historia

Mi historia se remonta al año 2001, cuando yo vivía con mis padres y no tuvimos otra opción que cambiarnos de ciudad por motivos laborales pese a mis múltiples negaciones. Como puedes imaginar en aquella época (cuando nos cambiamos de ciudad), solo tenía una opción: La de cumplir con las reglas de mis padres.

Yo tenía 21 años y me obligaron a dejar todas mis amistades y en definitiva toda mi juventud con la que me sentía identificado. Pero hoy por hoy puedo darle las gracias porque he podido comprender que lo hacían por el bien de la familia.

Lo comprendí y lo acepté como persona madura que me creía en aquel entonces y vuelvo a repetir, les doy las gracias desde aquí sobre todo a mi padre, que hoy en dia no está con nosotros.

Realmente comprendí que la vida da muchas vueltas y en mi caso para mejor. Llevaba dos años en esta nueva ciudad y ya había hecho nuevas amistades, salíamos, nos divertíamos en definitiva nos lo pasábamos bien.

Hasta que un día vi a la mujer de mis sueños. Vi a esa mujer que nada más verla, tienes la sensación de que tienes que estar con ella, sea como sea, cueste lo que cueste. Porque te gusta hasta no poder mas, porque la ves perfecta y un etc… muy largo.

Se trataba de una chica nueva en el vecindario y mi intención desde un primer momento fue conquistarla. Pero había un problema: hacer amigos no me costaba nada, pero acercarme a mujeres me costaba bastante y si hablamos de la chica de mis sueños lo veía casi imposible.

Me consideraba un chico feo, poco divertido, sin recursos, etc… Además era muy tímido.

Por supuesto que no era la primera chica que me gustaba, pero esa mujer, no sé, me atraía mucho como para dejarla escapar, al igual que las demás chicas que me gustaban, pero que debibo a mi timidez extrema, nunca pude ni siquiera saludarlas.

No sabía qué hacer para acercarme a ella y poder comenzar a cruzar algunas palabras.

Pasaba el tiempo y la seguía viendo desde lejos. Veía su manera de caminar, de sonreír, de relacionarse con los demás personas, de divertirse, de estar contenta con el mundo que le rodeaba y yo la veía como algo que no podía alcanzar. No sabía como ligar con esa chica.

Pensaba que el dia que me fuera a acercar a ella para poder empezar a conocernos no le iba a interesar, que no iba a estar a su altura, que me rechazaría y que no iba a querer saber nada más de mí.

Un dia me decidí, me acerque a ella (muy nervioso) y empezamos a charlar. Yo tartamudeaba de los nervios y ella amablemente me siguió la corriente, pero se notaba que yo no le causaba mayor interés. Eso me desanimó bastante y poco a poco la veía más inalcanzable.

Durante los 6 meses siguientes siempre que la veía, me acechaban unas ganas tremendas de decirle todo lo que me pasaba con ella, pero la realidadd era que me paralizaba por completo y solo atinaba a saludarla muy rapidamente y desaparecer, por miedo a hacer el ridículo una vez más.

Yo ya no podía más y tenía que hacer lo que fuera para que esa mujer se convirtiera por lo menos en una amiga con la que poder charlar un rato.

Empecé a asesorarme por mi cuenta comprando todo lo que tenía que ver con relaciones, seducir, como conquistar a una mujer, etc…

Tengo que decir que me gasté un dineral durante unos meses, y yo en aquella época andaba un poco justo, pero lo que tenía como objetivo valía mucho más que todo el dinero que ganaría durante el resto de mi vida y eso era lo que me importaba. Cuando veía algo que me podía servir sin pensarlo dos veces lo compraba, lo leía y un día me animé a ponerlo en práctica.

Con las técnicas que había aprendido, un dia conseguí que fuéramos a tomar algo, y vi muy de cerca la gran ilusión de mi vida, declararle mi amor a ver como reaccionaba.

Lo único que me dijo, que ella solo me veía como un amigo y que además le gustaba otro hombre.

Un consejo muy importante que aprendí de todo lo que compré es que a las mujeres (a la mayoría) no les importa que el chico no sea atractivo. Es precisamente lo que te dije anteriormente. Y lo pude comprobar cuando conocí aquel hombre que me decía que le gustaba. ERA HORRIBLE…

Yo tampoco me consideraba guapo, más bien me considero feo (mira mi fotografía más arriba y compruébalo tú mismo), pero aquel hombre, a mi juicio era más feo que yo.

O sea, que si tienes ese complejo quítatelo de la cabeza y ve a ligar a una chica, a esa chica que te gusta.

Al ver a ese hombre que era igual de feo que yo, no me rendí y volví otra vez a buscar información porque aunque me había servido lo que había comprado había algo que faltaba y yo me tenía que llevar a esa chica.

Es así que un día encontré un programa super poderoso que me enseñó técnicas reveladoras que jamás había visto en ningún libro que haya comprado. Ese programa, además de revelarme información invaluable sobre como seducir a una mujer, me elevó mi autoestima hasta las nubes, que en definitiva es lo más importante que hay que tener a la hora de conquistar a una mujer.

Finalmente, esa chica se olvidó en pocos días de aquel hombre y se puso de novia conmigo. Fue una etapa muy linda de mi vida, pues estuvimos juntos 3 años.

Finalmente, por cuestiones de la vida, nos separamos, pero puedo decir que conquisté a la mujer de mis sueños.

Luego de aquella relación, afortunadamente no volví a enamorarme nunca, y digo afortunadamente porque me acostumbré a vivir la vida de hombre soltero, que seduce y lleva a la cama a cualquier mujer que me interese. Y lo afirmo de nuevo: no lo digo de soberbio ni para presumir, pero la realidad es que a mis 35 años estoy con la mujer que quiero. Y en verdad, puede ser así para todo hombre que así lo quiera.

No importa si te consideras feo, bajo, gordo, tímido, etc. Cualquier hombre que aplique ciertos métodos comprobados de seducción, terminará conquistando a la mujer que se proponga, así sea para convertirla en su esposa o simplemente para llevarla a la cama. No importa.

Si a mí esas técnicas de seducción me sirvieron, estoy absolutamente seguro que le servirán a cualquier hombre.

Si quieres mas información de lo que a mi me sirvió, entonces mira este programa y luego me cuentas.
Hay algo que aprendí a lo largo de todo este proceso que es muy cierto: La ignorancia es lo que más cuesta en esta vida.

Espero que te haya gustado mi historia y que si te identificas conmigo, no lo dudes: Aprende las técnicas de seducción correctas y consigue a la chica que te propongas.

Si quieres echarle un vistazo al programa que me enseñó a conquistar a cualquier mujer, Haz Clic Aquí